• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:ventas

La hora de fijar un precio es complicada, pero te lo pongo más fácil con este artículo.

No nos engañemos. No hay una fórmula mágica para saber cuál es el precio exacto y correcto para cada producto o servicio, pero sí que hay una serie de factores que hay que tener en consideración si quieres alcanzarlo, ya que puede que tu público lo esté percibiendo como demasiado alto o como demasiado barato para lo que ofreces.

En otras palabras: el precio es muy subjetivo.

Quiero que empieces a revisar el precio tus productos o servicios y las opiniones que tiene tu público sobre ellos, y que te plantees una serie de cuestiones básicas pero esenciales para saber cuál es tu precio ideal:

  • La promesa de tu producto/servicio.

    ¿Tienes una promesa muy grande para el precio que le has puesto? ¿Ofreces mucho por muy poco? ¿Te asocian con barato o caro?

Ejemplo: si ofreces un curso en el que, sí o sí vas a cambiar la vida de esas personas y les harás lograr 6 cifras en su facturación en el primer mes con tu servicio, no puedes ofrecerlo a 1.000 € por ejemplo. Se quedaría corto para el gran valor de tu promesa porque cambiarás su vida muy positivamente.

  • Metodología de tu producto o servicio.

    ¿Es excelente?¿Ofreces pocos recursos?

Ejemplo de antes: si en tu curso dispones de webinars todos los días, sesión preguntas y respuestas, servicio personalizado, foro, entrevistas cada semana con alguien relevante del sector… seguimos sin poder ofrecerlo a 1.000€. Sería demasiado poco para la calidad del servicio y los resultados que conseguirán.

  • Tiempo de venta.

    ¿Tardas mucho en hacer que tus clientes potenciales se suscriban o se inscriban?, ¿les cuesta confiar en ti?

Ejemplo anterior: si ya eres una gran autoridad en tu nicho y tienes una alta demanda con lista de espera, por ejemplo, debes subir tu precio sin duda.

Por último, el deseado PRECIO. ¿hay que subirlo?, ¿hay que bajarlo?,¿hay que hacer promoción específica para incrementar la demanda? Sea cual sea la opción, todo tiene que estar en armonía, no puede cojear ninguna de las patas de esta mesa.

Llegados a este punto, volvemos otra vez a la comunicación. Para que veas la importancia que tiene, la comunicación es clave a la hora de posicionarte, ya que siempre habrá problemas con los precios si suenas como todos y no transmiten realidades diferentes.

¿Qué pasa si tengo un servicio de alto valor? Hay que educar al cliente. Es un tema extenso pero eso ya lo veremos en otro artículo, ¿te parece? De momento ya tienes tareas.

Si sientes que necesitas ayuda en este tema o cualquier otro, puedes contar conmigo en el servicio de consultoría LopezMarketing que aparece en mi web. Te animo a que la visites y leas todo con calma.